Cómo vestir en un proceso de selección

 

Vestirse para un proceso de selección, en ocasiones puede ser un tema que genera bastante confusión e inquietud en algunas personas cuando se está postulando a una vacante. Mucho más que una cuestión baladí, el código de vestimenta que elijamos, así como otros factores relacionados, podría determinar el futuro de nuestra candidatura para un proceso de selección.

En general, lo más importante es primar la sencillez y especialmente, el sentido común a la hora de vestirse para una entrevista de trabajo. ¿Te gustaría conocer algunos consejos adicionales a tener en cuenta en función de si eres hombre, mujer, el puesto al que postules? ¿Cómo adecuar el código de vestimenta si la entrevista se realiza a través de una Consultora de Recursos Humanos? Te lo contamos en detalle en este post:

Un error a la hora de vestirse para un proceso de selección puede determinar negativamente el futuro de tu candidatura.

¿Cómo vestirse para una entrevista de trabajo?

Lo cierto es que podríamos decir que hay una norma general que impera sobre todas las demás: utilizar el sentido común. Esto conlleva, que en casi todos los casos un aspecto discreto o sobrio, limpio y arreglado, siempre será un acierto seguro y una base de la que partir.

Algunas normas básicas y consejos útiles en cuanto a la vestimenta para un proceso de selección

La forma de vestirse para un proceso de selección puede ser determinante para obtener el trabajo o no, pues forjarás la primera impresión en tu seleccionador. Y esa primera impresión, nos guste más o menos, puede pesar bastante en la decisión final.

Para acertar con la vestimenta para una entrevista de trabajo, lo ideal es ser discretos, evitando prendas llamativas. También es importante cuidar el aspecto de nuestro cabello, tanto si somos hombres como mujeres. Ten en cuenta que aunque tu vestimenta sea impecable, un pelo despeinado o sucio empobrecerá sin duda esa primera impresión de la que hablamos.

Por otra parte, si se lleva alguna prenda inusual, es conveniente habituarse previamente a su uso. De no ser así, podrías verte incomodado/-a por gestos traidores que serán detectados por el entrevistador: aflojarse la corbata, estirarse las mangas de la chaqueta, etc.

Evita en general:

  • La ropa muy ajustada al cuerpo.
  • Peinados extravagantes o el cabello desaliñado.
  • Perfumes de aroma muy fuerte y/o penetrante.
  • Colores demasiado llamativos  que puedan desviar la atención del entrevistador.
  • Zapatos de plataforma y por supuesto, deportivas.
  • Accesorio llamativos.
  • Ropa de piel como el cuero.
  • Exceso de maquillaje.
  • Ropa o elementos que no estés acostumbrado/-a a llevar. Lo más importante es sentirse cómodo y seguro con la imagen que transmitimos. Si sientes que vas «disfrazado», no transmitirás seguridad a tu entrevistador y te traicionarán ciertos gestos como ya hemos comentado anteriormente.

Cómo vestir para entrevista de trabajo: mujeres

  • El pelo debe estar limpio y bien peinado, con un estilo discreto. Evita las trenzas, moños o peinados muy recargados.
  • Evita escotes y transparencias.
  • Usa pantalones largos y faldas hasta la rodilla como preferencia.
  • Utiliza como colores principales los neutros como el azul marino, marrón, negro, beige o gris.
  • Si usas maquillaje, procura que ea discreto y natural. Si no te maquillas nunca, mejor que no lo intentes para una entrevista, ya que las probabilidades de que algo salga mal son muy altas.
  • Zapatos con poco tacón y de un solo tono, sin adornos. Mejor si son cerrados.
  • En cuanto a accesorios te aconsejamos seguir la máxima del «menos es más».
  • Uñas limpias y bien cortadas. Evita los esmaltes o estilos de uñas en exceso llamativos.

Cómo vestir para proceso de selección: hombres

  • Utiliza como preferencia ropa discreta y acorde a tu talla.
  • En cuanto a colores de las prendas, utiliza como principales tonalidades oscuras de pantalón (azul,negro o gris) en combinación con camisas más claras en tonos azul o blanco.
  • Pelo limpio y bien peinado. Si tienes el pelo largo, mejor llévalo recogido.
  • Cuida el aspecto de tu barba si la llevas. Ésta debe verse recortada y limpia. Si no llevas barba, acude a tu entrevista bien afeitado.
  • Zapatos de tonalidad única, preferiblemente acordes al color del pantalón y que se vean cuidados y limpios.
  • Evita las joyas, exceptuando algún anillo y el propio reloj.

¿Cómo ir vestido a un entrevista de trabajo según el puesto?

Lo ideal, es vestirse acorde al cargo al que estás aspirando. Esto te ayudará mucho a definir si el tipo de vestimenta a llevar debe ser seria, informal, creativa o a la moda.

¿Cómo averiguar el tipo de vestimenta que he de llevar según la empresa a la que postule?

No es en exceso complicado saber la ropa que debes llevar y cómo hay que presentarse a una entrevista de trabajo en determinada empresa y para determinado puesto de trabajo. Algunas cosas que puedes hacer para acertar en tu elección:

  • Entrar en su web corporativa, donde en la mayoría de casos se pueden encontrar fotos e incluso vídeos de los empleados de distintos departamentos.
  • Acudir a las Redes Sociales de la empresa.
  • Tener en cuenta las funciones de la posición para la que postulamos. Si por ejemplo, optas a un puesto de Ingeniero y tu función no es de cara al público sino de carácter técnico, no es estrictamente necesario acudir con traje, pero tampoco hacerlo con vaqueros y camiseta.  En otra situación: si el puesto es para mozo de almacén, lo más adecuado es llevar ropa informal, pero siempre cuando las normas básicas que ya te hemos mencionado en cuanto a limpieza y sobriedad.

¿Cómo vestirse para proceso de selección mediante Consultora de RRHH?

Seguro que en más de una ocasión se ha podido dar el caso de que no conoces de antemano la empresa a la que postulas y tu primera entrevista es a través de una Consultoría especializada en RRHH.

En este caso te aconsejamos lo siguiente:

  • En primera instancia, utiliza el código de vestimenta clásico para una entrevista de trabajo (opción formal). No obstante, este código puede ser flexible y adaptarse en cierto modo a tu estilo personal.
  • Fíjate una vez más en el sector de la oferta a la que postulas, así como las funciones principales del puesto. No es lo mismo un trabajo de cara al público o de trato directo con clientes que uno que no lo sea. Ten esto siempre en cuenta a la hora de adaptar tu estilo de vestimenta.

Como consejo final, siéntete libre de preguntar a tu seleccionador cómo deberías vestirte para la entrevista con el cliente final (la empresa del puesto vacante) si superas la primera fase con la consultora. Normalmente tenemos información privilegiada, sabemos los gustos de nuestros clientes y te podemos orientar. Además, hacer una pregunta así denota cuanto menos interés por la oferta y ganas de acertar, lo cual será tenido en cuenta de forma muy positiva para el proceso.

Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *