Las exportaciones españolas ven en Rusia, China y Estados Unidos una oportunidad de diversificar su oferta exportadora más allá de su principal mercado, la Unión Europea. Esto se debe principalmente a la crisis que lleva años azotando a los países europeos, lo que demuestra, como recoge la Encuesta de Coyuntura de la Exportación correspondiente al tercer trimestre del año y que difunde el Ministerio de Economía, porque los empresarios mejoran su opinión sobre sus futuras exportaciones a América Latina, Asia y América del Norte, mientras reducen sus expectativas de pedidos provenientes de la zona euro.

Durante los primeros siete meses de 2013 las exportaciones a destinos no comunitarios se acrecentaron un 12,9%, alcanzando una cuota del 38,2%, ha indicado la Secretaría de Comercio. Aquí habría que destacar las exportaciones a Oriente Medio con un crecimiento interanual del 41,4% (3,4% del total) y a África, con una subida del 15,3% (supone el 7,1% del total).

Ahora pasamos a detallar un poco más los mercados mencionados previamente como preferidos:

Rusia: En estos momentos el mercado ruso es el destino preferido por las empresas españolas a la hora de exportar. Así lo indican al menos el 52,2% de las compañías. Además Rusia se está consolidando como mercado prioritario para el mueble español. Durante los meses de enero a julio las exportaciones a este mercado han crecido un 33,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Otro país que cada vez tiene más importancia como receptor de productos españoles es Turquía, con un 31,9%.

América: Si nos centramos en las exportaciones hacia Norteamérica vemos que el 80% de las mismas han ido con destino a Estados Unidos. En relación a Latinoamérica tanto Brasil, como ya indicamos en un artículo precio señalando que los directivos españoles hacían las maletas a Brasil, es el país predilecto, seguido por Argentina y Chile.

China: El gigante asiático sigue siendo sin duda el destino preferido para los empresarios españoles que destinan sus productos a Asia, abarcando casi un 80% de las exportaciones a ese continente. Pese al aumento de la mano de obra y de la competencia local el chino es un mercado que, sobre todo en las ciudades de segundo y tercer nivel tiene un potencial tremendo que cualquier empresario con una visión internacional y con un buen producto no puede dejar pasar. Apostando sin dudarlo también por los canales online, que ofrecen una oportunidad única de darse a conocer ante la inmensidad de consumidores chinos que utilizan Internet incesantemente en China.

Sin duda esta reorientación de las ventas al exterior es un paso para que España pueda poco a poco ir recuperándose. Precisamente, son las grandes empresas españolas,presentes en economías con elevado crecimiento, las que abren el camino a las pymes hacia mercados emergentes y menos tradicionales. Un caso a seguir es el de MONDRAGON en China, que cuenta con su propio parque tecnológica donde pueden acudir pymes españolas para consolidar su presencia en el país bajo el know how de una corporación con muchísimos años de experiencia en el país.

El que España esté creciendo continuamente en exportaciones es un dato muy positivo pero que al fin refleja que la demanda en el país no deja de caer. Contamos con unos productos de una calidad muy difícil de superar y que, si las instituciones y las medidas gubernamentales apoyaran más, sobre todo a los pequeños empresarios, el consumo iría creciendo, favoreciendo así la difusión y el consumo de productos locales, lo que sí que haría que España se recuperara más rápidamente, cosa que no ocurre en la actualidad.

Fotografía por barunpatro

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *