Mano de un robot y de una persona para representar el empleo en inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) ha llegado para quedarse y para transformar la forma en la que vivimos y trabajamos. Su presencia supone un gran desafío a todos los niveles, especialmente en el laboral: destrucción de empleos, creación de otros nuevos y un gran número de interrogantes, preocupaciones y oportunidades. A continuación, haremos un recorrido por los aspectos más importantes sobre el empleo en inteligencia artificial.

Oportunidades y amenazas

Según Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, vivimos en una era caracterizada por una fusión de tecnologías en la que los límites entre lo biológico, lo físico y lo tecnológico cada vez están más difusos. A lo que hay que sumar la velocidad en la que se producen las innovaciones y los cambios tecnológicos.

Si bien a nivel tecnológico avanzamos rápido, no tenemos la misma velocidad a nivel cognitivo. Y esto tiene consecuencias, además de la aparición de un gran número de interrogantes: ¿los robots gobernarán nuestra vida? ¿qué implica ser humano en la era de las máquinas? ¿hasta qué punto los robots nos sustituirán? ¿cuáles son los empleos que corren peligro? ¿estamos preparados para competir contra las máquinas?

Muchas de las anteriores preguntas nacen de miedos y preocupaciones comunes en la mayoría de nosotros. Incluso ya en 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó que el 11,7 % de los empleos de España se automatizarán en los próximos años.

Por lo que sí, la inteligencia artificial destruirá puestos de trabajo, sobre todo de baja cualificación, según afirman los expertos. Ahora bien, también provocará la creación de otros nuevos empleos que ni siquiera imaginamos. De ahí, que lo más adecuado sea hablar en términos de transformación laboral.

Como vemos, la inteligencia artificial implica un cambio de perspectiva, una nueva visión del mundo laboral. Esto implicará seguramente la introducción de nuevos conceptos teóricos y prácticos y una adaptación a trabajar con máquinas por nuestra parte.

Quizás quienes temen el avance de la tecnología se dejan llevar más por su miedos y por la tendencia a agarrarse a lo conocido, a lo que de alguna forma les hace sentir seguros. A lo clásico. Sin embargo, la incertidumbre es nuestra compañera de vida, al igual que los cambios y el mundo laboral tampoco se libra de ello.

De hecho, sin ese impulso por hacer las cosas de otra manera y salirse de la famosa zona de confort, el avance no sería posible. Y precisamente esta es la mayor oportunidad que nos ofrece la inteligencia artificial: hacer las cosas de otra manera, siendo más eficaces, más rápidos y explorando lo que hasta ahora era desconocido en muchos casos.

¿Qué estudiar para trabajar en en inteligencia artificial?

A pesar de que todavía hay mucho por desarrollar, a día de hoy existen muchas oportunidades para formarse en inteligencia artificial. Se trata de un ámbito que ha dejado de considerarse ciencia ficción y en el que predominan los conocimientos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Así, uno de los principales requisitos es un grado con una importante base en ingeniería y matemáticas, como por ejemplo, física, informática o ingeniería de telecomunicaciones, entre otras. El siguiente paso sería una formación posgrado sobre inteligencia artificial, ya que a día de hoy son varias las universidades que ofrecen esta posibilidad. En España podemos destacar la UNIR, la Universidad Europea de Madrid o la Universidad Internacional de Valencia entre otras.

Todas estas disciplinas destacan por sus contenidos en aprendizaje automático, robótica y percepción computacional, además de tratar de forma transversal información sobre la representación del conocimiento y el razonamiento. Eso sí, como requisito indispensable, destaca el inglés.

También destacan las carreras jurídicas y sociales, tanto para estar al día sobre legislación como para velar para que las máquinas y robots no realicen ningún tipo de discriminación.

El abanico de oportunidades para estudiar IA no se queda ahí, ya que también hay cursos, seminarios y MOOC que ofrecen la posibilidad de especializarse en big data, inteligencia computacional, aprendizaje automático, robótica y otras áreas relacionadas. Lo que quiere decir que el empleo en inteligencia artificial cada vez cobra más importancia.

Por otro lado, a nivel de educación, son varios los centros que han introducido la asignatura de pensamiento computacional en primaria y secundaria, como una primera toma de contacto. Al final si la inteligencia artificial va a tener un gran peso en nuestra vida, lo ideal es que los niños y los adolescentes tengan conocimiento sobre ello.

Por último, una interesante propuesta por parte de Microsoft ha sido la plataforma gratuita Microsoft Learn para estudiantes y profesionales. En ella, se ofrecen cursos técnicos, información y formación en inteligencia artificial y otras áreas tecnológicas. Sin duda una oportunidad para aprovechar y sumar puntos a la carrera profesional de la mano de los mejores.

Los 6 perfiles especializados en IA más demandados

En la actualidad, el empleo en inteligencia artificial demanda este tipo de perfiles:

  • Senior Data Scientistse trata de un perfil especializado en la gestión y el análisis de grandes cantidades de datos. Su principal objetivo es la identificación de patrones.
  • Senior Data Engineer: uno de los perfiles más desconocidos y que pasa desapercibido, pero fundamental para el desarrollo de sistemas de información complejos, sobre todo en los relacionados con el big data. Además, define estrategias para el tratamiento de los datos y su implementación.
  • Expertos en Inteligencia Artificial: en este caso, nos referimos a aquellos perfiles profesionales que diseñan y crean procesos artificiales tanto para solucionar problemas como para desarrollar ciertas tareas de forma independiente.
  • Expertos en robótica: son perfiles profesionales orientados a crear, desarrollar y configurar robots y sistemas inteligentes para cualquier ámbito. De ahí que dentro de la robótica existan varias especialidades.
  • Especialistas en ciberseguridad: su objetivo principal es la protección de datos y la información de las organizaciones. Además de ser los responsables de solucionar cualquier problema relacionado con la seguridad de la información, como los ciberataques.
  • Cognitive Analyst: la computación cognitiva es una de las disciplinas más novedosas y que todavía se está asentando en el ámbito tecnológico. Su objetivo es ofrecer tecnología que simule el razonamiento y la comunicación humana de la forma más natural posible.

Como vemos, el empleo en inteligencia artificial es una realidad, aunque esté en pleno desarrollo y aún queden muchas incógnitas por despejar. Lo cierto es que seguramente dentro de unos años, el nivel de especialización y profesionales en este ámbito será mucho mayor.

Eso sí, a día de la competencia es mínima en este ámbito, lo que favorece encontrar trabajo de manera más o menos rápida si se tienen los conocimientos y la formación requerida. Sin duda, el empleo en inteligencia artificial es toda una oportunidad y un nuevo horizonte laboral que iremos viendo crecer en los próximos años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *