plan de igualdad

¿Cuando es obligatorio tener un plan de igualdad en tu empresa? ¿Por qué deberíamos tenerlo? ¿Qué beneficios tiene para mi negocio? Para resolver esta y otras cuestiones hemos querido preguntarle a Sagrario Latorre, psicóloga, especialista en Coaching y en Recursos Humanos, experta en Igualdad de Género, para qué tener un plan de igualdad y por supuesto, como implementarlo en tu empresa. Sin olvidar quienes deben estar involucrados en su puesta en marcha y las fases que debemos llevar a cabo para desarrollarlo con éxito.

  1. ¿Qué es un plan de igualdad?

La elaboración de los planes de igualdad se rigen por la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

En dicha LO se define el Plan de Igualdad como un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.

Para ello, el Plan contemplará las siguientes áreas:

–      Área de acceso a la ocupación y contratación.

–      Área de conciliación y corresponsabilidad.

–      Áreas de clasificación profesional, promoción, formación y representación femenina.

–      Área de retribuciones y auditorías salariales.

–      Área de salud laboral, prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

–      Área de comunicación y lenguaje no sexista.

  1. ¿Para qué tener un plan de igualdad en tu empresa?

Tener un Plan de Igualdad en tu empresa sólo reporta beneficios. Dependiendo del número de empleados/as de tu empresa, será voluntario u obligatoria la implantación de un Plan de Igualdad.

Recientemente, a través del Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, se ha ampliado el rango de empresas con obligatoriedad de implantar un Plan de Igualdad. Así, ahora es obligatorio a partir de 50 personas en plantilla.

Por ello, a partir del citado RD-Ley, se plantean los siguientes plazos:

Empresas de entre 151 y 250 trabajadores: contarán con un periodo de un año para aprobarlo.

Empresas de entre 101 y 150 trabajadores: contarán con un periodo de 2 años para aprobarlo.

Empresas de 50 a 100 trabajadores: dispondrán de 3 años para aprobarlo.

Además, se ha creado un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, donde las empresas tienen la obligación de inscribir su Plan de Igualdad.

Pero como decimos, tener un plan de Igualdad en tu empresa no es sólo cuestión de obligatoriedad. Sino que además:

  • Con las aportaciones de mujeres y hombres conseguirás que tu empresa funcione más y mejor.
  • Conseguirás una diferenciación competitiva con respecto a otras empresas.
  • Aumentará la participación, involucración y motivación de todas las personas de la organización al formar parte activa del proceso y aportar soluciones innovadoras.
  • Conseguirás que se reconozca que en tu empresa hacéis las cosas bien y no existe discriminación por sexo.
  • Porque uno de los valores donde se cimenta tu empresa es la proporción de las mismas oportunidades a mujeres y hombres en su desarrollo personal y profesional.
  1. Beneficios para la empresa

Son muchos los beneficios derivados de la reducción/eliminación de costes generados por discriminación de género. Entre otros, destacamos:

–      Disminución de absentismo laboral.

–      Disminución de rotación de las trabajadoras por una mayor posibilidad de promoción y formación.

–      Mejora de la productividad y calidad del servicio.

Además, aporta otros beneficios derivados del incremento y gestión de la diversidad como:

–      Mayores oportunidades para seleccionar y retener personas con talento.

–      Mejor adaptación al mercado de la oferta de productos y servicios.

–      Aumento del desarrollo de la creatividad y la innovación.

–      Favorecimiento de la flexibilidad de la organización.

–      Mejora de la imagen de la empresa frente a la clientela y la sociedad.

–      Posibilidad de acceder a concursos públicos o ser partner de empresas y organizamos públicos donde tener implantado un plan de igualdad es un requisito indispensable.

  1. ¿Quiénes están involucrados en el plan de igualdad?

Son muchas las figuras involucradas en la elaboración, puesta en marcha e implantación de un Plan de Igualdad.

–      Alta Dirección. Con su voluntad e impulso en pro del Plan de Igualdad.

–      Equipos técnicos de RRHH de la empresa. Se encargan de la ejecución y de integrar la igualdad en los procedimientos de la empresa.

–      Representación legal de trabajadores/as en caso de existir en la empresa.

–      Comité Permanente de Igualdad. Que se creará con este propósito.

–      La plantilla.

–      Personas expertas en igualdad de género (personal interno y/o consultoría externa)

–      Área de Comunicación de la empresa.

–      Organismos de Igualdad.

  1. ¿Cuáles son las fases de un plan de igualdad?  

1)   Compromiso de la organización.

2)   Creación de un Comité o Comisión Permanente de Igualdad.

3)   Diagnóstico.

4)   Programación.

  • Elaboración del Plan de Igualdad.
  • Planificación del Plan de Igualdad.

5)   Implantación.

6)   Evaluación: de resultados, del proceso y del impacto.

Además, Medidas transversales de Comunicación, Formación y Seguimiento.

¿Tu empresa a intentado implementar planes de igualdad? ¿Lo han conseguido? Crees que deberían tenerlo todas la empresas… Te invitamos a dejar tus comentarios a continuación…

Facebooktwitterlinkedinmail
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] plan de igualdad en empresas de más de 50 empleados. Más allá de explicarte en qué consiste y para qué sirve un plan de igualdad, en este post te contamos sus principales beneficios y algunos detalles […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *