SALARIO EMOCIONAL

El salario emocional es una forma de retribuir al trabajador que ha ido ganando peso desde la revolución industrial hasta nuestros días, convirtiéndose a día de hoy en una herramienta fundamental para atraer y retener el talento. Desde GBS Recursos Humanos queremos ayudaros a que uséis de manera efectiva esta potente herramienta de atracción y retención del talento.

Empecemos por lo básico, la definición de salario emocional:

“El salario emocional se refiere a todas aquellas retribuciones no económicas que el trabajador puede obtener de la empresa y cuyo objetivo es incentivar de forma positiva la imagen que tiene sobre ésta e incrementar su productividad, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales que manifiesta, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen ambiente”.

Antiguamente para nuestros padres lo importante era contar con un buen jefe y un buen sueldo, con ésto prácticamente se daban por satisfechos. Hoy en día con eso no basta, y las nuevas generaciones valoran muchas otras cosas, solo las empresas que sepan dárselas lograrán atraerlos y retenerlos.

Hay muchos tipos de salario emocional, vamos a centrarnos en los que desde GBS Recursos Humanos consideramos más determinantes.

Tipos de Salario Emocional

  • Planes de formación y desarrollo: consideramos éste el pilar fundamental de toda política retributiva. Henry Ford lo tenía tan claro que nos dejó esta frase para la historia:

“Solo hay algo peor que formar a las personas y que se marchen. No formarlos y que se queden” Henry Ford

    1. Formación: Es darle al trabajador la posibilidad de mejorar. La mayoría de trabajadores valoran la formación porque saben que les hace mejores, y a la vez piensan que si la empresa les da formación es porque les valora como empleados.
    2. Desarrollo: Has formado a tus trabajadores, ahora hay una vacante interesante por cubrir, y resulta que ya no tienes que ir al mercado a buscar un nuevo empleado porque dentro de tu empresa tienes a varias personas formadas que son perfectamente válidas para el puesto.
  • Teletrabajo: Recientemente se ha producido un cambio de paradigma, va a cambiar la forma de funcionar las empresas. En otros paises europeos ya llevan años aprovechando esta poderosa herramienta.
  • RSC (Responsabilidad Social Corporativa): una de las formas de salario emocional que más beneficios produce, un must be. Son tres los tipos de beneficios que genera:
    • Orgullo entre tus empleados, mejora el sentimiento de pertenencia.
    • Mejoras tu imagen de empresa respecto a la sociedad y a tus trabajadores.
    • Ensalzas diferentes valores como la cooperación, el cuidado del medio ambiente, etc.

«La responsabilidad social corporativa es una decisión de negocios. No porque es algo bonito o porque la gente nos obligue…sino porque es buena para el negocio»- Niall Fitzerald, ex CEO, Unilever.

Otros tipos de Salario Emocional

  • Transporte: Las empresas que estén bien comunicadas generarán un plus de atracción sobre los trabajadores. Los empleados valoran a las empresas que incentivan el uso del transporte público u otras formas de movilidad sostenible para ir al trabajo.
  • Flexibilidad horaria: horarios de entrada y salida flexibles, posibilidad de acumular horas en un día que luego restaremos del cómputo semanal, imaginación al poder. Aquí la legislación puede ser un impedimento para practicar según que tipos de horarios.
  • Vacaciones extra: Lo normal suele ser dar 20 días laborales de vacaciones, pero hay empresas que lo han mejorado a 28 o incluso más. ¿Quién no quisiera trabajar en una empresa que te dé más vacaciones?
  • Beneficios sociales: hay muchos y variados, pero podemos dividirlos en:
    • Los tradicionales: planes de pensiones, cheque guardería, seguro médico.
    • Los más actuales: como descuentos en gimnasios, entradas de cine, masajes, etc.

Un nuevo perfil profesional:

Es tal el peso que el salario emocional tiene a día de hoy que ya existe un perfil específico para ello, Chief Happiness Officer (CHO).

El objetivo de este nuevo perfil es que el trabajo sea una fuente de realización para cada persona, dicho de otra forma, busca la felicidad de los empleados.

Para lograrlo, se estudia la situación personal de cada individuo en la empresa, se determina una meta y se hace un seguimiento continuo del desarrollo hasta alcanzar los objetivos. En el proceso, el CHO va dando apoyo y consejos para que sea más sencillo conseguirlo.

La figura del CHO tiene formación en Recursos Humanos, Psicología o Relaciones Laborales, así como conocimientos de Coaching, motivación y comunicación laboral.

¿No os parece un trabajo super enriquecedor? Si eres un CHO y te preguntan por la calle cuál es tu trabajo, responderás: hacer feliz a la gente.

Desde GBS Recursos Humanos esperamos que la información os haya resultado interesante, y ya sabéis, si os interesa incorporar a un Chief Happiness Officer, nosotros podemos ayudaros. Esperamos vuestros comentarios. Gracias por leernos.

Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *