aplicando la metodología disc en organizaciones

En ocasiones, puede ser complicado entender el comportamiento de las personas. En entornos laborales, la capacidad de predecir el comportamiento de los trabajadores y más aún, de detectar y darles la posibilidad de desarrollar sus talentos dentro de la empresa genera innumerables beneficios y un «win-win» para ambas partes. Si estás buscando darle un giro de tuerca a tu negocio para obtener mejores resultados y «exprimir» todo el potencial de tu equipo y colaboradores, puede que la metodología DISC sea de tu interés para llevar esta labor a cabo. ¿Te gustaría saber más acerca de este test que promete ir mucho más allá de los test convencionales de personalidad y competencias?

Origen de la metodología DISC y ejes del comportamiento

La metodología DISC tiene ya unos 80 años y no salió de la nada. Su origen se remonta a 1928 con la publicación del libro Emotions of Normal People, del psicólogo William Moulton Marston y desde entonces, ha ido creciendo y desarrollándose.

Esta metodología permite estudiar el comportamiento natural y adaptado de las personas en función de las diferentes situaciones que se les puedan presentar. Se ha usado especialmente en entornos personales, profesionales y docentes, aunque en los últimos años, ya son varias las organizaciones que han decidido implementar esta herramienta tanto en sus procesos de seleccion de personal como en la gestión interna de sus equipos.

¿Qué significan las siglas DISC?

Las siglas DISC vienen de la combinación de las primeras letras de estas 4 palabras en inglés:

  • Dominance (Dominancia o Decisión): cómo respondemos a desafíos y retos.
  • Influence (Interacción): cómo nos relacionamos e influimos en los demás.
  • Steadiness (Serenidado Estabilidad) : cómo respondemos al ritmo de las cosas y los cambios.
  • Conscientiousness (Cumplimiento): cómo respondemos a las normas establecidas.

La base fundamental del DISC: los ejes del comportamiento

La metodología DISC se asienta fundamentalmente en entender el perfil de personalidad en base a 2 ejes:

  1. Eje Introversión- Extroversión: cuidado con entender introversión y extraversión como bueno o malo porque en ningún caso se atienen a tal clasificación. La puntuación de esta escala lo que pretende es facilitar el éxito de un comportamiento o no según el contexto.
  2. Eje Racional- Emocional: determino cómo y desde qué perspectiva analizamos las cosas. Por ejemplo, una persona más racional se sentirá cómoda y podrá desarrollar su potencial analizando datos, marcando objetivos y midiéndolos con unos KPIS adecuados. Por el contrario, un individuo con tendencias más emocionales se encontrarán más cómodos en entornos donde se trabaje en el trato directo con personas y tareas menos pautadas.

Parte de la potencia de este modelo es que estos dos ejes confluyen para poder observar el comportamiento de las personas con cierta facilidad. No obstante, no todo acaba ahí, ya que empresas que se han dedicado a la automatización del DISC, como es el caso de TTI Success Insights  han desarrollado el análisis de otras dimensiones para aportar unos datos aún más acotados.

Las principales dimensiones que se medirían a través del test son: comportamiento, visión global, habilidades personales (competencias), motivadores e inteligencia emocional.

Y es que, los ingredientes del talento no son otros que los acabo de señalar, sumados a experiencia, educación e inteligencia o capacidad de visión integral.

¿Cómo gestionar el talento de tu equipo a través del DISC?

Si eres el dueño o director de una empresa, o tu caso es el de un responsable de área que tiene a su cargo empleados con funciones específicas asignadas, la metodología DISC puede ayudarte enormemente a potenciar el rendimiento de tu equipo humano. Piensa en cuánto valor agregado obtendría tu empresa o el área que diriges, conociendo los talentos ocultos de cada persona que aún no has descubierto. Imagina por un segundo cuántos problemas, gastos y errores de proceso evitarías. Es indiscutible que sin importar el tamaño de una empresa, la principal ventaja competitiva de toda organización es su talento humano. Por tanto, es de vital importancia utilizar técnicas de gestión de personal para llevar tu equipo a lo más alto ¿no crees?

El DISC promete ser un catalizador a partir del cual consolidar equipos de trabajo optimizando el ambiente laboral. También garantizando la mezcla adecuada de conocimiento, habilidad y motivación de cada trabajador en sus funciones específicas.

Pasos para comenzar a trabajar la metodología DISC en tu negocio

Por tanto, por todo lo dicho, el primer paso para dar un giro a la metodología de trabajo de tu negocio, pasaría por utilizar el test DISC tanto en los procesos selección con una Consultoría Especializada, como en la gestión de los empleados que actualmente conforman la organización.  Una vez se dispongan de los datos, será pertinente analizarlos minuciosamente. Esta herramienta validada, permite conocer los detalles de las motivaciones y preferencias cada individuo. Puede detectar incluso aquellas más ocultas que puede que no haya detectado ni el propio trabajador.

Una vez efectuado el análisis, se pasaría a una reunión individual y grupal con los talentos con el fin de  empezar a encajar a los empleados actuales en nuevos roles o permitir que desarrollen otras funciones específicas dentro de las ya habituales o rutinarias. Es posible que gracias a esta herramienta incluso surja la oportunidad de crear nuevos puestos o departamentos dentro de la organización que permitan el desarrollo de negocio hacia otros estadios interesantes.

¿Qué beneficios concretos pueden obtenerse al utilizar la metodología DISC en empresas?

Aunque ya he señalado varios beneficios para tu equipo aplicando la metodología DISC, existen muchos otros concretos como los que te describo a continuación:

  • Reducción de los posibles conflictos ante la anticipación y posibilidad de resolver los ya existentes de forma más fácil y eficiente.
  • Mejora de la comunicación asertiva al saber cómo dirigirse a cada empleado conociendo sus métricas. En consecuencia: garantía del cumplimiento de objetivos y metas dentro del entorno laboral.
  • Aumento del buen ambiente laboral, lo que contribuye a desarrollar una estrategia de employer branding que garantizará a la larga la buena reputación de la empresa.
  • Aplicándolo en los nuevos procesos de selección, ayuda a escoger y posicionar los empleados idóneos para un puesto concreto.
  • Reducir la rotación de personal.
  • Creando y asimilando la metodología DISC dentro de la organización puede ser fácilmente ampliable al trato con los potenciales clientes de tu proyecto. Esto se traduciría en un incremento en ventas y fidelización de la cartera actualmente presente.
Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *