Guía de buenas prácticas laborales frente a covid-19

Ante la situación socio-sanitaria actual, es indudable que el escenario laboral español ha cambiado drásticamente. Tanto a nivel personal como empresarial, toca ser responsables y tomar medidas para reorganizar nuestras formas habituales de trabajo adaptándonos a la nueva situación. Este escenario nos afecta a todos, pero sin duda las micropymes pueden encontrar dificultades añadidas a la hora de definir protocolos de actuación. Por ello, nos gustaría compartir con vosotros nuestra breve Guía de buenas prácticas laborales frente al COVID-19. En GBS Recursos Humanos somos plenamente conscientes de lo importante que es ser ante todo responsables, pero sin generar alarma para llevar la situación con normalidad.

A continuación encontraréis una infografía breve que desarrollaremos en 4 puntos clave que consideramos pueden servir de guía para gestionar cualquier micropyme en remoto.

4 puntos clave de buenas prácticas laborales frente al Coronavirus aplicables a Micropymes

Con la vorágine de información masiva que se está produciendo frente al COVID-19, en GBS Recursos Humanos decidimos centrarnos en aplicar un breve protocolo de medidas muy básicas y orientadas en las recomendaciones que ya nos han llegado desde el Ministerio de Sanidad.  A continuación, desarrollamos los 4 puntos clave de este breve protocolo de actuación de buenas prácticas laborales frente a COVID-19, que puede ayudar a simplificar nuestro nuevo entorno de trabajo:

1.Reforzamos la planificación y la comunicación

Ahora más que nunca es importantísimo mantenernos comunicados, y viviendo en plena era de digitalización, tenemos todas las herramientas a nuestro alcance. Por tanto, para facilitar esta fase de adaptación:

  • Compartimos con el equipo nuestros objetivos a medio plazo.
  • Definimos el plan de trabajo de las próximas semanas para cada departamento.
  • Establecemos indicadores de seguimiento y reporte.
  • Definimos tareas por bloques y prioridades.
  • Establecemos nuestros canales prioritarios de comunicación. En nuestro caso en este orden: grupos de whatssapp, llamadas, hangouts/skype, email.

2. Fomentamos videoconferencias para nuestras reuniones

Como ya hemos dicho, una de las ventajas de la nueva era digital consiste en tener a nuestra disposición múltiples herramientas para comunicarnos colectivamente. Especialmente en el caso de Micropymes en las que hay menos número de trabajadores, una opción extraordinaria puede ser utilizar Hangouts para reunirnos sin perder estabilidad en la conexión.

Esto también aplica a los casos en que haya que hacer reuniones con clientes, o , como es nuestro caso, entrevistas con candidatos.

La cartera de opciones dentro del mercado digital es casi inagotable. Cada empresa puede definir qué alternativa le es más cómoda y amigable para seguir realizando sin complicaciones las tradicionales reuniones de trabajo que tan bien vienen para definir objetivos y motivar a los equipos.

3. Promovemos el teletrabajo

Si en las oficinas aún sigue liderando la «era del papel», puede que haya llegado el momento de aprovechar esta situación para redescubrir las nuevas tecnologías. Es sorprendente la cantidad de cosas que podemos realizar con tan solo un dispositivo conectado a internet.

Para que esta situación del trabajo desde casa se desarrolle con fluidez en caso de que no sea una práctica habitual en la empresa recomendamos:

  • Familiarizar primero al equipo con las herramientas de trabajo que se vayan a usar.
  • Fomentamos el ensayo y error. Que todos puedan «jugar» con la herramienta hasta sentirse capacitados para usarla de forma fluida y conocer todas sus posibles funcionalidades.
  • Animamos a la participación de todos los miembros para testar que todos estamos alineados. Por ejemplo, que todos prueben a compartir un documento o pantalla con el resto de forma remota.

Además, con esta forma de trabajar conseguimos transmitir una idea que en España aún necesita de ciertas mejoras: la conciliación. Fomentemos una nueva forma de poder adaptar el trabajo a nuestras familias y vida personal para facilitar la situación.

4.Procuramos mantener nuestro horario habitual

Por supuesto, siempre dentro de los parámetros que acabamos de citar en relación a la conciliación, consideramos que seguir manteniendo el mismo horario de trabajo puede ser útil para no perder el foco.

Por ello recomendamos:

  • No romper rutinas. Seguir con la dinámica de siempre pero si es viable, trabajando desde casa.
  • Creamos «rituales» para que todos sepamos en qué estamos: de apertura (Saludo al equipo cuando me incorpore al puesto y comunico si voy a estar conectado o no en mi horario habitual para coordinarnos), de desarrollo (defino en qué voy a estar trabajando hoy) y de cierre (hago un pequeño reporte de lo que he conseguido realizar/cerrar y lo comunico al equipo). Esta rutina se puede aplicar a diario, semanalmente…como más acomode a la empresa y al equipo.

 

Nos encantaría leeros en comentarios y que compartáis cómo estáis afrontando esta situación en vuestras empresas. Sentíos libres de utilizar y compartir nuestra infografía en cualquier medio si os puede resultar útil.

Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *