Hoy en día se habla mucho sobre los beneficios de implementar programas de bienestar para los trabajadores en la organización. Si bien es cierto que estos programas generan un buen clima laboral para los trabajadores, debemos tomar en cuenta que la gestión del bienestar también genera un retorno de inversión para la organización, lo cual es llamado la rentabilidad del bienestar.

La gestión del bienestar resulta beneficiosa tanto para el trabajador como para la organización. Pero, ¿Cuáles son los retornos reales que genera una adecuada gestión del bienestar a las organizaciones?

Se sabe que el objetivo principal de las empresas y organizaciones es generar un retorno económico relacionado al giro de negocio al cual se orientan.

Generalmente, los programas de bienestar en las organizaciones no son vistos como un tema estratégico sino más bien como un complemento de actividades.

Sin embargo, un adecuado plan de bienestar puede resultar estratégico para las organizaciones,  generando un retorno económico para la organización.

Acciones que pueden generar la rentabilidad del bienestar

Según Harvard Business Review, los programas de bienestar estratégicamente integrados poseen las siguientes  características, las cuales pueden asegurar el éxito de los programas y el retorno de la inversión:

  1. Liderazgo multinivel: Implica que para crear una cultura de bienestar se requiere el compromiso de los líderes en los distintos niveles, desde las gerencias y mandos medios hacia toda la organización. Para lograr el éxito de los programas de bienestar se requiere la persistencia y persuasión de los líderes.
  1. Alineamiento estratégico: Los programas de bienestar deben ser una extensión natural de la identidad y aspiraciones de la organización. Implica también un alineamiento con la visión, misión y valores organizacionales.
  1. Diseño de amplio alcance: Los programas de bienestar deben ser integrales y atractivos para que los trabajadores estén realmente interesados en participar de los mismos.

Por ejemplo, un programa de salud que incluya a los trabajadores y sus familias será de mucho interés y participación, lo que generará un mejor índice de salud.

  1. Amplia accesibilidad: Brindar programas de bienestar de bajo coste o gratuito para que sea atractivo para el trabajador.

Por ejemplo, centros de recreación, espacios para ejercicios, ferias de salud o entrenadores profesionales que vayan a la empresa, son opciones que los trabajadores valorarán.

  1. Asociaciones internas y externas: Contar con la colaboración de socios internos y externos los cuales pueden proporcionar los elementos esenciales que aseguren el éxito de los programas.
  1. Comunicación efectiva: Supone ajustar la comunicación de programas de bienestar a la audiencia de la organización.

Por ejemplo, videos de intranet con historias de éxito de salud en el trabajo, mensajes relacionados al bienestar son algunas acciones que pueden resultar beneficiosas para los trabajadores.

 ¿Cuál es el retorno económico de la inversión en Bienestar?

En el área de Recursos Humanos, muchas veces se analizan los costes financieros relacionados a la plantilla de los trabajadores. En ocasiones, se deja  de lado el retorno económico de desarrollo de otras actividades como las de bienestar.

El World Economic Fórum indica que en promedio, el retorno de la inversión ROI o rentabilidad del bienestar aplicados a las empresas en España es de 2,54 euros por cada euro invertido .

Por otro lado, la Red Europea de Promoción de Salud en el Trabajo muestra que por cada euro invertido en programas de salud en el trabajo, se genera un retorno entre 2,5 y 4,8 en absentismo y entre 2,3 y 5,9 euros en costos por enfermedad.

Además, según la European Network for Workplace Health Promotion, los programas e intervenciones destinados a incrementar el bienestar y la salud generan los siguientes beneficios tanto para la organización como para los trabajadores:

  • Reducen la inversión económica en accidentabilidad y enfermedades profesionales.
  • Reducen el presentismo, es decir, el acudir a trabajar encontrándose enfermo. Cabe mencionar que el presentismo está presente en más de un 33% de los puestos de trabajo, el cual disminuye el desempeño del trababajor.
  • Reduce los costos sanitarios en un 26% y representa una disminución en los costes de la seguridad social.

La rentabilidad del bienestar no solo se ve traducida en un ahorro financiero sino también en el logro de una organización saludable.

Es importante tomar en cuenta que la rentabilidad del bienestar no solo depende del área de Gestión del Talento. También dependerá de comprometer a los líderes de equipos en la gestión de bienestar para lograr los resultados deseados.

Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *