La importancia del equipo : Puntos para elegir un buen director de exportación

Tras un parón volvemos a retomar los artículos de exportación. Y qué mejor que hacerlo asociándolo a nuestra especialidad, los Recursos Humanos y la contratación de perfiles como el Director de Exportación. Y es que, al querer internacionalizar una empresa uno tiene muchos frentes abiertos. Y sin duda uno clave en el que nos vamos a centrar hoy es el de contar con un buen equipo.

Desde nuestro punto de vista al base sobre la que se debe formar este proyecto exportador es el Director de Exportación. A través de este artículo vamos a citar una serie de características que todo buen director exportador debería tener para que, a través de él, lleguemos al objetivo deseado.

Previamente a ello analizaremos brevemente la realidad exportadora española para ponernos en contexto.

La realidad exportadora española. Un motor sin frenos.

España ha tenido en 2017 un gran año a nivel exportador, llegando a crecer un 8% y alcanzando los 282.300 millones de euros y encadenando siete años de cifras históricas.

Estos datos recogidos por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad reflejan que España encadena siete años de constantes subidas y se coloca a la cabeza del crecimiento en la Eurozona en cuanto a ventas al exterior.

Las ventas al exterior son sin duda un motor para España, que solamente se ve superado en la Eurozona por Portugal en 2017. En la actualidad alrededor del 66% de las exportaciones van a países de la Unión Europea, siendo Francia y Alemania nuestros mejores clientes. En cuanto a fuera de nuestras fronteras Estados Unidos sigue siendo el principal socio económico de nuestro país con unas compras durante 2017 que ascendieron hasta los 12.449 millones de euros, un 10% más.

Otros grandes clientes de 2017 han sido Marruecos (7.971 millones, un 12% más), China (6.253 millones, un 28% más) y Turquía (5.727 millones, un 11% más)..

Una vez conocidos estos datos pasamos a ver cómo aprovechar al máximo nuestras oportunidades a través de un proceso de selección del aspecto más importante de cualquier empresa, el capital humano, centrándonos en este caso en el Director de Exportación.

Funciones a desarrollar por el Director de Exportación:

Para saber a quién tenemos que elegir primero debemos definir las funciones que necesitamos de esa persona. Y entre las funciones que deberá desempeñar este gerente de nuestra empresa encontramos las de:

  • Crear planes de acción acordes a lo que los directores generales exijan y tengan en mente
  • Identificar oportunidades de negocio y retos para la empresa a través de los estudios de mercado realizados
  • Administrar el presupuesto dedicado a exportar
  • Controlar los envíos e inventarios y sobre todo ir optimizando la capacidad de producción para no romper stock o enviar en demasía
  • Mantener el contacto interno con el resto de la empresa y departamentos implicados a la hora de exportar

Puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un Director de Exportación:

La persona que necesitamos tiene que estar dotada de energía, agilidad mental, variedad idiomática, ser mentalmente estable, tener carácter diplomático y ser perseverante. Ahora detallamos un poco más algunos puntos que vemos básicos para que la persona que se presente sea la idónea para el puesto:

  • Cultura: Un nivel cultural y de aproximación e interés máximo al país o zona de destino. Esto es básico sobre todo a la hora de comprender las necesidades del público y a la hora de mantener negociaciones cordiales y positivas.
  • Estrategia: Debe ser una persona proactiva y con visión de negocio. Tiene que observar las oportunidades  e ir optimizando los resultados de las acciones tomadas.
  • Dominio idiomático y capacidad de liderazgo y negociación: En estos tiempos ya no solo vale con saber español e inglés. Si nos adentramos sobre todo en el continente asiático el conocer el idioma local es visto como una señal de respeto. Esto es básico para que esta persona lo utilice a la hora de manejar las negociaciones de una manera más cercana, obteniendo así mejores conocimientos de las necesidades y por ende mejores resultados.
  • Nexo: Esta persona es la visión entre la empresa y el cliente final. Debe ser alguien de confianza máxima y dispuesto a poner en conocimiento de la empresa toda información de valor para crear el mejor plan conjunto posible.
  • Internet y conocimiento de mercado: Que sepa estar al día en cuanto a las novedades tecnológicas para captar cualquier tendencia relacionada con el área en el que se maneja la empresa es muy importante para poder dar determinados pasos
  • Empresario humilde: Este perfil ha de ser el de un líder de una empresa, ya que es nuestro máximo representante en el exterior. Debiendo tener la humildad de aprender desde los dos frentes para adaptarse lo mejor posible a los retos a los que se enfrenta la empresa a través de él.
  • Otros conocimientos: Pese a que no sea un experto, esta persona debe conocer temas básicos en administración, contratos internacionales y finanzas. Muchas veces será a través de él a través de quien se empiecen a formalizar los contratos aunque luego pase por revisión de abogados. Una buena base en esto puede agilizar mucho las relaciones y negociaciones.
  • Forma física: Aunque pueda parecer una tontería la cantidad de horas de vuelos y viajes que va a realizar esta persona necesita de una buena forma física para mantener una buena actitud durante las largas reuniones y tratos que le esperan.

Para tener esto controlado a la hora de entrevistas para el puesto es imprescindible contar con un buen equipo o persona en el área de Recursos Humanos que sepa perfectamente lo que se busca exactamente. Así que si tienes alguna duda o pregunta respecto a este tipo de perfil, puedes dejarnos tus comentarios estamos disponibles a contestarte.

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *