El liderazgo positivo es una habilidad de aquellas personas que logran que otros hagan sus tareas en beneficio propio y del grupo, pues aportan un modelo a seguir con su ejemplo. Poner en marcha un liderazgo positivo es el sueño de cualquier líder, es por ello que muchos desean alcanzar este objetivo final. En toda empresa debe primar la confianza entre sus líderes y el equipo que tengan a su cargo. Si hay carencias en la confianza, pueden empezar a surgir problemas que nos lleven directos al fracaso del proyecto en el que estamos involucrados. Si deseas ejercer un liderazgo positivo, a continuación te daremos las claves para lograrlo.

Liderazgo positivo:

  • Sé Honesto y Ético. Estos dos conceptos son muy importantes, sobre todo cuando estas a cargo de un equipo. Algunas empresas tienen una lista de valores que representa la marca. Si quieres ser un buen líder, debes tanto informar a tu equipo sobre estos valores, como llevarlos a cabo e incentivarlos para que los cumplan, en vez de obligarlos.
  • Aprende a Repartir Tareas. Hoy en día es esencial tener una buena visión de la marca para poder crear y organizar un negocio próspero. Un liderazgo positivo implica conocer completamente la empresa, como también saber a la perfección en qué puntos son más fuertes los integrantes de tu equipo y en cuales tienen más conocimiento. De esta forma delegarás tareas a la persona adecuada, y así conseguirás una mayor eficiencia en todos los proyectos en los que estés involucrado.
  • Transmite Confianza para un Liderazgo Positivo. No sólo trata de delegar tareas, sino que también debemos confiar en los integrantes del equipo. Dependiendo del trabajo que se les asigne, éste puede precisar de una urgencia o prioridad mayor que otras tareas. Por eso debes confiar en que el profesional cumplirá los plazos de entrega y lo elaborará correctamente. Si hay algo que hace perder la confianza del equipo, son los favoritismos. Un jefe que cuenta con favoritos dentro del equipo, corre un gran riesgo de perjudicar la confianza que tenía con los demás. Trate a todos por igual.
  • Debe haber buena Comunicación. Esto es súper importante a la hora de llevar a un equipo. Mantenerlos informados en todo momento de forma clara y concisa, ayudará a que su equipo siga la dirección que quieres y no surjan dudas que puedan dañar tu liderazgo positivo.
  • Comprométete y Transmite siempre una Actitud Positiva. Ser un buen líder no es sólo esperar que tu equipo finalice las tareas correctamente, sino que también debes poner de tu parte. No existe mayor motivación para el equipo que ver un líder entregado, comprometido y siempre con buena actitud. Mostrar tu compromiso como líder no sólo conseguirá que el equipo te admire, sino que también conseguirás crear energía positiva en el ambiente de trabajo.
  • Ser un buen Mentor. Muy pocos directores ejecutivos “amparan” y “guían” a jóvenes promesas. Los ejecutivos actuales deben servir como buscadores y protectores de talento, y considerar el ser mentores como una inversión en el futuro liderazgo de todo el sector. Una importante precaución: los empleados más jóvenes pueden estar buscando mentores, pero sin duda, rechazarán ser moldeados según la imagen y las reglas de la anterior generación.
  • Ser un buen Modelo–Ejemplo a Seguir. No perdamos de perspectiva que la siguiente generación de líderes alimenta su proyección futura de convertirse en directivos a la sombra de lo que ven a diario en sus actuales ejecutivos. Y la mayoría de los empleados consideran que cambiarían la manera de dirigir y piensan que sus jefes, por lo general, no son buenos ejemplos a seguir.

En el liderazgo positivo, ser un buen líder no es tan difícil como parece, sólo hay que esforzarse un poco más, pensar en tu equipo y siempre tener una actitud positiva. Las organizaciones saludables, son los que tienen muy en claro que hay que motivar a las personas a desarrollar y utilizar sus fortalezas, que deben motivar a sus empleados para compartir y alcanzar entre todos los objetivos establecidos.

Facebooktwitterlinkedinmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *