¿Qué buscan los candidatos en un puesto de trabajo?

Actualmente, los candidatos en busca de puesto de trabajo han ganado protagonismo en la elección de la empresa en la que quieren trabajar. Sus hábitos han cambiado, y antes de aplicar a una oferta de trabajo dedican un tiempo a investigar sobre la empresa que busca cubrir ese puesto de trabajo. Las nuevas generaciones, la era digital y el final de la crisis han marcado un antes y un después en la transformación de las empresas y han producido una revolución interna que les ha hecho reinventarse y consolidar su cultura, valores y políticas de Recursos Humanos para convertirse en organizaciones atractivas para atraer talento a sus puestos de trabajo.

En general, nos encontramos en un entorno con una amplia masa de personal, pero poco cualificado y resulta difícil encontrar perfiles altamente cualificados y con gran potencial, es por ello que las empresas cada vez más están realizando estrategias para poder retener a estos perfiles y atraer talento, debido a la gran competencia que se está generando entre las organizaciones, especialmente en las empresas del sector tecnológico.

Los candidatos valoran cuando las empresas muestran una misión clara, una cultura empresarial atractiva y demuestran compromiso con la responsabilidad social tanto de sus trabajadores como con el medio ambiente.

Es importante que ya en la etapa de reclutamiento que los candidatos que optan al puesto de trabajo tengan una buena experiencia para poder atraer su talento y el de posibles nuevos candidatos en un futuro.

Una buena entrevista, con una descripción del puesto de trabajo claro y la transmisión de unos valores atractivos son fundamentales. Es el momento de demostrar que realmente la empresa responde de su buena reputación como empleador. Por su puesto que la retribución económica continúa siendo un valor muy importante, pero cada vez más se muestra como un elemento de higiene y los candidatos prefieren optar por puestos de trabajo que les ofrezcan proyectos atractivos en los que poder involucrarse y desarrollarse profesionalmente.

Una, entre otras, de las prácticas que utilizan las empresas, posicionarse como factor diferenciador es el “Employer Branding”, es decir, ser buen empleador, una mezcla de trabajo conjunto entre Recursos Humanos y Marketing, que se encarga de muchas acciones que están realizando las empresas para crear valor e influencia y consolidarse como organizaciones de referencia a la hora de atraer a los candidatos, pero no solamente se trata de atraer, si no también de fidelizar al talento que ya tienen dentro.

La idea es asociar su marca y atributos de identidad corporativa con las características que buscan empleados y candidatos a un puesto de trabajo dentro de una organización: desarrollo, crecimiento personal, éxito, buen ambiente laboral, buena reputación social, lo que contribuirá al desarrollo de la cultura organizacional y le reportará rentabilidad, que es lo que buscan las empresas al fin y al cabo, por qué un mal ambiente laboral, la conflictividad interna, el escaso compromiso o una alta rotación acabará impactando en la productividad y en las ganancias de la empresa.

La implantación de unas buenas políticas de Recursos Humanos asegura un trato responsable con los empleados, beneficios, respeto por la legislación laboral vigente, respeto por la diversidad de la plantilla ofrecer condiciones de desarrollo profesional según las capacidades, comunicación, contar con más líderes, trabajar más por objetivos que el mero presencialismo. El salario emocional es lo que acabará convenciendo a los candidatos a que elijan una empresa u otra incluso con una retribución mayor.

Por lo tanto, podremos decir que los candidatos lo que más valoran en una empresa a la hora de decantarse por un puesto de trabajo, aparte de la retribución, sería el salario emocional que les ofrecen:

  • La cultura empresarial.
  • Tipo de liderazgo: clima laboral
  • Posibilidad de crecimiento.
  • Proyecto atractivo
  • Desarrollo y formación
  • Flexibilidad horaria.
  • Independencia y “empowerment”
  • Salario en especie
  • Ayuda en la conciliación familiar.
  • Beneficios sociales.
  • Prácticas saludables

 

¿Consideras que realmente los candidatos tienen en cuenta estos factores antes que la retribución o que sigue siendo una utopía este tipo de prácticas en las empresas y organizaciones de nuestro país y sigue primando el sueldo a la hora de elegir un puesto de trabajo?

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *